Saltear al contenido principal
Actualidad

¿Cuál es el tamaño ideal de un directorio?

¿Cuántos miembros debe tener un directorio?

En el artículo anterior analizamos cuáles serían los perfiles profesionales “constantes” para la formación de un directorio. Una vez cubierto ese desafío, ahora toca concentrarnos en qué otros perfiles podrían sumar valor a la empresa dentro del directorio.

A lo largo de mi carrera, he asistido y asesorado varias reuniones en las cuales se discutieron y realizaron diferentes propuestas acerca del número “ideal” de directores y en ello estriba también que haya otros perfiles que puedan sumarse a éste, más allá de los constantes.

También participé de la discusión, muy en boga, de si ciertos perfiles tienen que estar en el directorio, como por ejemplo los referidos a la estrategia tecnológica/comunicacional u otras que debe tener una empresa, tales como la transformación digital y sus múltiples estadios, así como sus no pocas interpretaciones y su necesaria aplicación en la organización. El debate giraba en torno a si debían ser dirigidas por un director especialista en estos temas.

Considero, partiendo del punto de lo experimentado, con buenos resultados, que antes de seguir sumando perfiles y asientos en el directorio, se debe establecer el número ideal de directores de una empresa.

Una vez fijado este número, debemos establecer -dependiendo de en qué etapa y qué objetivo tenga la empresa- otros perfiles especiales para sumarse al directorio. En caso no se quiera aumentar sillas al directorio, se puede optar por asesores especializados -tema que desarrollaré en otra entrada- o comités.

De acuerdo con la Ley General de Sociedades del Perú, el número mínimo de directores es de tres y no existe un número máximo. Por otra parte, el número ideal de directores para una empresa dependerá de una serie de factores, entre los cuales se incluyen:

  • El tamaño de la empresa: Las empresas más grandes suelen tener directorios más grandes ya que se entiende que necesitan una mayor variedad de habilidades y experiencia para tomar decisiones complejas.
  • La complejidad del negocio: Las empresas que operan en industrias complejas o que participan en actividades de alto riesgo suelen tener directorios más grandes, ya que necesitan una mayor supervisión.
  • La estructura de propiedad: Las empresas con una estructura de propiedad dispersa suelen tener directorios más grandes, ya que necesitan una mayor representación de los intereses de los accionistas.

Por lo general, se considera que un directorio ideal tiene entre cinco y nueve miembros. Este número permite contar con una buena variedad de habilidades y experiencia, al tiempo que garantiza que las decisiones puedan tomarse de manera eficiente.

Así, tenemos que un directorio demasiado pequeño puede tener dificultades para tomar decisiones complejas o para representar los intereses de todos los accionistas. En contraposición, un directorio demasiado grande puede ser difícil de administrar y puede conducir a la ineficiencia.

Los siguientes son algunos de los beneficios de tener un directorio de tamaño adecuado:

  • Mejor toma de decisiones: Un directorio con una variedad de habilidades y experiencia puede tomar mejores decisiones para la empresa.
  • Mayor supervisión: Un directorio más grande puede supervisar de manera más efectiva la gestión de la empresa.
  • Mayor representación de los accionistas: Un directorio más grande puede representar de manera más efectiva los intereses de todos los accionistas.

Por ello, es muy importante que las empresas consideren cuidadosamente el número ideal de directores para su caso particular. Lo ideal es que estos aspectos se tomen en cuenta desde el inicio, al momento de formar el directorio o incluso en la etapa de concepción de la empresa.

Un tema no menos importante que se decanta de este punto es la renovación del directorio. La Ley General de Sociedades establece que los directores durarán en su cargo tres años, pudiendo ser reelegidos indefinidamente. Las mejores prácticas empresariales también recomiendan que los directorios se renueven cada tres años, para garantizar que los miembros tengan una perspectiva fresca y nuevas ideas. En otras legislaciones esta oscila entre tres y cinco años.

La renovación del directorio ofrece una serie de beneficios, entre los que se incluyen:

  • Nuevas perspectivas: La entrada de nuevos miembros puede aportar nuevas perspectivas y conocimientos al directorio.
  • Renovación de la energía: La renovación del directorio puede ayudar a renovar la energía y la motivación del mismo.
  • Reducción del riesgo: La renovación del directorio puede ayudar a reducir el riesgo de corrupción o conflicto de intereses.

Por supuesto, la renovación del directorio debe realizarse de manera cuidadosa, para garantizar que los nuevos miembros sean calificados y tengan las habilidades y experiencia necesarias para contribuir al éxito de la empresa.

De acuerdo con su experiencia, ¿Cuál es el número ideal de directores que debe conformar un directorio?

Share this Article

Discussion

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
Buscar