Saltear al contenido principal
Experiencias

La ausencia del Asesor Legal en el Directorio: Una señal de alerta para el gobierno corporativo

Uno de los temas en sobre los cuales recibo mayor número de consultas, tiene que ver con el rol que juega el asesor legal -entendiéndolo como la máxima autoridad en asesoría legal de la empresa- dentro del directorio.

Como siempre hago, me basaré en mi experiencia de vida y en lo observado a lo largo de todos estos años para dar una respuesta adecuada.

Como es de prever, la ausencia del Asesor Legal en el Directorio es una inequívoca señal de alerta respecto al gobierno corporativo de la empresa, por lo que los accionistas y los mismos directores deberían exigir su presencia.

El rol del Asesor Legal y más aún cuando recaen otras dos responsabilidades más sobre éste -Secretario Corporativo y Oficial de Cumplimiento- además de tener a su cargo la estrategia legal de la compañía, es crucial para garantizar que las empresas operen dentro de los límites de la legalidad, prioricen la ética y mantengan el cumplimiento normativo. Por ello, su ausencia genera preocupación sobre el compromiso de la empresa con estos aspectos fundamentales.

Te recomiendo leer: ¿Quién arma el directorio?

No pretendo establecer máximas de legalidad, pero sí advertir sobre ciertos aspectos o conductas que, al ser un posible síntoma de la insuficiente priorización de las leyes, la ética y el cumplimiento normativo dentro de la organización, podrían devenir en contingencias graves para esta y sus directivos. Volviendo a la pregunta sobre las funciones del Asesor Legal, estas incluyen:

1. Experiencia legal y mitigación de riesgos:

Es el principal asesor legal y la máxima autoridad en asesoría legal de la empresa. Actúa brindando orientación sobre temas legales complejos, garantizando el cumplimiento de las leyes y regulaciones aplicables. Su ausencia conlleva una falta de experiencia legal proactiva, así como la ausencia o limitación de estrategias de mitigación de riesgos. Esto plantea dudas sobre cómo la empresa enfrenta los desafíos legales -reactivamente en estos casos- y sobre cómo se protege de posibles demandas o problemas regulatorios.

2. Toma de decisiones éticas:

La ética desempeña un papel vital para mantener la confianza tanto de los accionistas como de los stakeholders en general, así como fomentar una cultura corporativa positiva. En ese sentido, el Asesor Legal actúa como una brújula moral, guiando el proceso de toma de decisiones éticas de la empresa.

Cuando no está presente en las discusiones a tal nivel, pareciera -y en muchos casos se evidencia- que las consideraciones éticas no tienen suficiente peso en decisiones estratégicas clave. Esto puede tener consecuencias perjudiciales para la reputación y sostenibilidad a largo plazo de la empresa.

3. Cultura de cumplimiento normativo:

Una cultura de cumplimiento normativo es esencial para que cualquier organización opere éticamente y evite problemas legales. A este respecto, el Asesor Legal desempeña un papel fundamental en establecer y fomentar esta cultura mediante la implementación de programas sólidos de cumplimiento, evangelizando y realizando auditorías internas; garantizando el cumplimiento de estándares industriales. La ausencia del Asesor legal genera preocupaciones sobre si se prioriza verdaderamente el cumplimiento normativo dentro de la empresa, lo que potencialmente la expone a violaciones regulatorias o daños reputacionales.

Es así que los directorios, al tener el deber fiduciario de supervisar las prácticas de gobernanza corporativa y salvaguardar los intereses de los accionistas, deben estar debidamente acompañados y asesorados por la máxima autoridad en asesoría legal de la empresa; y es cada vez más común que quien cumple este rol, reporta y se comporta como un director de la misma.

Resumiendo, queda claro que la ausencia del Asesor legal indica una brecha en la operación y supervisión del directorio. Por tanto, los directorios deben investigar activamente las razones detrás de esta ausencia y evaluar si el marco de gobernanza corporativa es lo suficientemente sólido como para abordar desafíos legales.

En la misma línea, los directorios deben reconocer la ausencia del Asesor General en el equipo ejecutivo como una alerta que podría indicar una falta de priorización de las leyes, la ética y el cumplimiento normativo dentro de la empresa.

De encontrarse en ese escenario, es crucial que se tomen las acciones necesarias para garantizar que la experiencia legal, la toma decisiones éticas y la cultura del cumplimiento se prioricen adecuadamente.

Al abordar estas preocupaciones, las empresas pueden fortalecer sus prácticas de buen gobierno corporativo y mitigar riesgos potenciales en el complejo entorno empresarial actual. Y ya sabemos que las reputaciones se crean en años y se destruyen en segundos…

Share this Article

Discussion

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
Buscar