Saltear al contenido principal
Experiencias

¿Cómo ayuda el Directorio a gestionar una crisis en la empresa?

En este artículo entenderemos cuáles son las tareas primordiales y cuál es su rol.

Entre las preguntas incómodas que debemos hacernos en las empresas para asegurarnos que estamos haciendo lo correcto y que vamos por buen camino, hay una que creo que es la más importante de todas: ¿cómo lidiar con una crisis?

Una recesión económica como la recientemente reconocida, un fallido golpe de estado u otra situación política, un accidente fatal, una publicación negativa en medios o una pandemia -qué duda cabe- pueden constituir una crisis y causar un impacto significativo o hasta quebrar una empresa. Si algo nos demostró a todos la reciente pandemia, fue que aquel que no está preparado a enfrentarla, corre un serio riesgo.

Empecemos por las definiciones: ¿qué es una crisis?

La RAE define crisis como:

Del lat. crisis, y este del gr. κρίσις krísis.

1. f. Cambio profundo y de consecuencias importantes en un proceso o una situación, o en la manera en que estos son apreciados. Crisis de la estética renacentista.

2. f. Intensificación brusca de los síntomas de una enfermedad. Crisis asmática, alérgica, epiléptica, de tos.

3. f. Situación mala o difícil. Un equipo en crisis.

Y aquí surge otra interrogante, ¿cómo esta afecta o puede afectar al Directorio?

Se estarán preguntando, con justa razón, ¿por qué hablar de esto ahora? ¿es la recesión anunciada una crisis o debe ser vista como tal? ¿debe estar el Directorio preparado para afrontar una crisis? En mi experiencia la respuesta, sin dudas, es “SÍ” y si la empresa no ha tomado cartas en el asunto, debería hacerlo a la brevedad, por lo que trataré de explicar por qué es el Directorio el espacio desde donde se debe afrontar una crisis.

Como he explicado en artículos anteriores, el Directorio es el órgano de gobierno de una empresa y como tal tiene la responsabilidad de velar por su buen funcionamiento y su continuidad. Por ende, en casos de crisis, será el Directorio el encargado de tomar las decisiones que permitan a la empresa superar la situación de forma rápida y eficiente para ayudarla a superar la situación y minimizar los daños.

Sabiendo esto, existen tres tareas y responsabilidades indelegables desde el Directorio para la gestión de una crisis, estas son:

  • Plan de gestión de crisis: Definir los roles y responsabilidades de los diferentes actores involucrados en la gestión de la crisis, así como los procedimientos a seguir en cada tipo o etapa de ésta.
  • Supervisar la implementación del plan de gestión de crisis: Si bien es indelegable la definición y aprobación del plan de gestión de crisis, el Directorio debe asegurarse de que el plan se implemente de forma eficaz y oportuna. Esto debe incluir la identificación de los actores clave dentro de la organización.
  • Tomar decisiones estratégicas en respuesta a la crisis: El Directorio debe tomar decisiones que le permitan a la empresa superar la crisis, protegiendo a sus accionistas y stakeholders.

El rol del Directorio en la gestión de una crisis es el de proporcionar liderazgo y orientación al equipo ejecutivo. El Directorio debe asegurarse de que la empresa tenga una respuesta coherente y efectiva a la crisis, con estrategia y planificación, además debe revisar este plan con una cierta periodicidad y ponerlo a prueba mediante sesiones en “modo crisis” con la misma frecuencia. Las empresas mejor preparadas para enfrentar una crisis y que la superan con éxito son las que ya han probado el funcionamiento del plan, así como a sus actores…

Las siguientes son algunas acciones específicas que el Directorio puede tomar para ayudar a gestionar una crisis:

  • Comunicarse con los stakeholders. El Directorio debe comunicar de forma clara y transparente la situación a los empleados, clientes, accionistas y otros stakeholders.
  • Liderar la respuesta de la empresa. El Directorio debe brindar apoyo y orientación al equipo ejecutivo para que tome las medidas necesarias para superar la crisis.
  • Proteger los intereses de la empresa. El Directorio debe tomar medidas para proteger los intereses de la empresa, tanto a corto como a mediano y largo plazo.

En conclusión, el Directorio es un actor clave en la gestión de una crisis. Su liderazgo y orientación ayudará a la empresa a superar la situación y minimizar los daños.

Aquí hay algunos consejos para que el Directorio desempeñe un papel eficaz en la gestión de una crisis:

  • Estar preparado. El Directorio debe tener un plan de gestión de crisis preparado con antelación y practicarlo.
  • Ser transparente. El Directorio debe comunicar de forma clara y transparente la situación a los stakeholders.
  • Ser proactivo. El Directorio no debe esperar a que la crisis se desarrolle para tomar medidas.
  • Ser flexible. El Directorio debe estar preparado para adaptarse a las circunstancias cambiantes.

¿Tu Directorio tiene un plan de crisis?

Share this Article

Discussion

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
Buscar